Iluminando el taller

Cada detalle es importante para la mejora de tu negocio. Descubre cómo iluminar correctamente el taller y evitar lesiones:

La correcta iluminación del lugar de trabajo es fundamental tanto para aumentar la productividad y eficiencia como para evitar lesiones oculares en los trabajadores o enfermedades producidas por mala visibilidad. No es cosa de broma, existe un Real Decreto que regula la iluminación en este tipo de locales, concretamente el anexo IV del Real Decreto 486/1997, de 14 de abril

Sigue estos consejos para tener una luz perfecta en el taller:

1. Aprovecha al máximo la luz natural

En cualquier espacio de trabajo lo ideal es que la luz natural llegue a todos los rincones posibles, evitando zonas de sombra. Una vez la hayas sacado el máximo partido a nuestro querido Sol, complementa las zonas más oscuras con luz artificial.

2. ¿Qué debo saber antes de iluminar?

luxometro

Las recomendaciones se hacen teniendo en cuenta el nivel luminoso para cada zona, que se mide en lux. Esta unidad es la división de los lúmenes de la fuente de luz entre los metros cuadrados del espacio.

 

 

 

Cada bombilla viene con sus especificaciones, por lo que el nivel de luminancia es fácil de calcular. Te puedes ayudar con un luxómetro como el de la fotografía si es necesario.

Otro factor a tener en cuenta es la temperatura de color de la luz. Ésta se mide en grados Kelvin, y su espectro visible oscila entre los 1.000 y 12.000 K, siendo las cantidades menores tonos más cálidos y las mayores más fríos.

temperatura color

3. Cómo iluminar cada zona

 

 

En zonas como habitaciones de hotel o restaurantes, se colocan luces de temperaturas de color cálidas para crear un ambiente confortable, pero en un taller, la iluminación tiene que ser intensa. Como lo ideal es simular la luz natural, se recomienda usar fuentes de luz blanca que tengan la misma temperatura de color que la solar, es decir, entre 5.300 y 6.500 grados Kelvin.

Las áreas de trabajo necesitan mayor intensidad de luz, por lo que no deberían bajar de los 500 lux, siendo entre 750 y 1200 lux los niveles recomendados. 

En las zonas de paso no es necesario un ambiente tan luminoso, por lo que el nivel puede oscilar entre los 50 y 100 lux de mínimo.

Los almacenes no necesitan luz continua, basta con unos 150 lux cuando se precise.

Hay zonas que requieren condiciones especiales de iluminación, como pueden ser fosos, zonas de pintura, zonas de lavado…

Sea como sea, la clave para que tu taller esté correctamente iluminado es que EN TODAS LAS ZONAS SE VEA BIEN.

También te puede interesar:

¡Si te ha gustado el artículo, comparte y síguenos en las redes sociales!

Facebook NETIXCloudTwitter NETIXCloudYouTube NETIXCloudLinkedIn NETIXCloudGoogle Plus NETIXCloud

 

Anuncios

3 comentarios en “Iluminando el taller

  1. Pingback: Iluminación en el automóvil: tipos de luces | NETIXCloud

  2. Pingback: Tipos de faro de automóvil según su enfoque | NETIXCloud

  3. Pingback: Ahorra energía en tu taller: reduce costes y favorece al medio ambiente | NETIXCloud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s